Albahaca sagrada - una planta medicinal

Albahaca sagrada - una planta medicinal

julio 09, 2018

La albahaca sagrada, también conocida como Tulsi  (ocimum sanctum o ocimum tenuiflorum) Es una planta medicinal usada de forma tradicional en la medicina ayurvédica que ofrece unas propiedades medicinales asombrosas.

Es considerado como un «adaptógeno», es decir que aumenta la capacidad del organismo para adaptarse al estrés y consecuentemente disminuye la cascada de efectos fisiológicos provocados por la liberación de adrenalina y cortisol. Los adaptógenos trabajan sinérgicamente en el cuerpo para lograr sus objetivos terapéuticos.

Es un potente anti-inflamatorio y anti-infeccioso (antiviral, antibacteriano, antifúngico, antiparasitario). Disminuye los efectos dañinos del estrés, de la contaminación y de toxinas pues es anti-oxidante.
Ayuda en el manejo de dolor pues funciona como analgésico.
Ayuda a normalizar los niveles de azúcar en la sangre, por lo que es útil en el tratamiento de la diabetes, y por si fuera poco, tiene un efecto energizante en el cuerpo, a pesar de que no contiene cafeína por lo que se considera un estimulante.
Se recomienda en caso de resfriados y afecciones virales, cansancio mental y físico, estrés crónico, estados inflamatorios, colesterol alto, digestiones pesadas, dolor de cabeza y trastornos alérgicos.

Diversos estudios se han hecho para analizar el vínculo entre la albahaca santa y su posible ayuda en tratamientos de cáncer y se ha encontrado que esta hierba podría ser útil para reducir los efectos secundarios de la radioterapia, gracias a una mezcla de fitoquímicos, que incluyen eugenol, ácido rosmarínico, apigenina, myretenal, luteolina y ácido carnósico.

Se puede consumir en infusiones, extractos o tinturas, pero no hay cómo hacer una infusión de las hojas frescas, pues la albahaca sagrada tiene un aroma y sabor deliciosos. Se puede servir como un té frío o caliente, sólo o en combinación con otras hierbas y especias como la canela, pimienta gorda o cayena.
 
RECETA PARA INFUSIÓN DE TULSI

Para un té de la mañana que puede sustituir el café y aquellos días en que se prefiera no consumir cafeína, les comparto esta deliciosa y energetizante receta.

1 Puñado de hojas de albahaca sagrada fresca
1 Trozo pequeño de jengibre pelado
1 taza de agua filtrada

Poner a hervir el agua a fuego alto con el trozo de jengibre. Una vez hirviendo, apagar el fuego, agregar la albahaca y dejar infusionar por unos 10 minutos. Servir y disfrutar caliente o meter al refrigerador para beber frío más tarde.
By Galia Kleiman


Dejar un comentario

Gracias por tu comentario. Lo vamos a revisar antes de publicarlo.